Etiquetas

lunes, 25 de junio de 2012

NOS VAMOS AL ALGARVE




REPORTAJE DE ALGARVE, PUBLICADO EN LA REVISTA COSMOPOLITAN EN MAYO 2008. TEXTO Y FOTOS: CARLOS R.ZAPATA Y ELVIRA ALFARO.

lunes, 18 de junio de 2012

VENDEDORA EN LA PLAZA DE JEMÁ EL FNA (MARRAKECH)


 La Plaza de Jemaá el Fna en Marrakech, es todo un caleidoscopio de sensaciones contradictorias. La vendedora de gorros quizás no sepa nada del coche de lujo que hay detrás de ella. Toda un espectáculo para los tiempos que corren. seguir leyendo

viernes, 15 de junio de 2012

RAJASTÁN

 El contraste de la tez tan morena y el turbante amarillo, te atrae sin remedio. Rajastán es un paraíso para los fotógrafos.

jueves, 14 de junio de 2012

QUE TIENE DE COMÚN MARRAKECH Y EL GRUPO CROSBY,STILLS,NASH & YOUNG 2ª PARTE.

Viene de la primera entrada pincha aqui 
Cuando llego a Marrakech, la ciudad me conquista inmediatamente. Su oferta es tan atrayente como intangible, donde las sensaciones, los colores, aromas, sonidos y sabores, se cuelan en mi espíritu sin darme cuenta.
Marrakech es una perla que me absorbe de tal forma que será difícil desengancharme de ella. ¿Los motivos?. Innumerables. Conserva las tradiciones más arraigadas del país, y me recibe con el color rojizo, como en un perpetuo atardecer, de la inmensa muralla que rodea la ciudad antigua, hecho éste por el que se la denomina la “ciudad roja” de Marruecos.


                                              Jardines de la Menara.(Marrakech)

Aparte de la espectacular arquitectura de sus edificios, jardines y minaretes, mi primer destino en la ciudad es la plaza de Jemaa el Fna.

                                                   Plaza de Jemaa el Fna

                                 


                                                   Manos pintadas con Henna


 Músicos de la Plaza Jemaa-el-Fna

La plaza es el corazón de la ciudad y su pulso acelerado, llena de energía hasta el más recóndito rincón de la medina. Fue elegida en 2001 “Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad” y se necesitarían muchos adjetivos para definirla. Es una inmensa zona peatonal rodeada de restaurantes, tiendas, y mezquitas. Pero lo que le hace verdaderamente especial, no es el continente sino el contenido. A la plaza se puede ir a casi cualquier hora, pero es a la caída de la tarde cuando es obligatorio acercarse. Sin darme cuenta me quedaré inmiscuido en un mundo que no lo había visto antes. Un escenario vivo y animado, en la que uno también puede ser protagonista.
Aviso para los navegantes. Es fundamental llevar dinero suelto. Si vas con una cámara, te gustará lógicamente hacer numerosas fotos. Pero ¡ojo!, todo aquí tiene un precio. Si lo que quieres- como me imagino- es fotografiar a todo lo que tus ojos ven, es necesario que pagues por esas fotos. Ten en cuenta que todos los que están ahí, no lo hacen para quedar bien en la foto. Las propinas tuyas y de los demás visitantes, serán el sueldo que necesitan para vivir. Para evitar entonces malentendidos, lo mejor es que después de hacer las consabidas fotos pagues lo que tu encuentres conveniente, pero sin pasarse tanto en demasía, como en la ridiculez. Para eso está el sentido común.


                                                   Encantador de serpientes.

Ante mis ojos van apareciendo los narradores de historias, siempre rodeados de lugareños ya que solo lo hablan en árabe, los encantadores de serpientes, los domadores de monos, las mujeres que pintan manos y pies con henna; los acróbatas, los bailarines, los músicos, los boxeadores que por pocos dirhams, alquilan unos guantes para “boxear” con quien quieras; los dentistas que cuando les miras o te acercas, te enseñan un pequeño martillo para decirte que te puede sacar una muela allí mismo; y la colorista figura de los aguadores. Su llamativo vestido de color rojo, un sombrero que bien parece el arco iris, y unos recipientes de cobre para servir agua, rememoran un oficio que hasta hace pocos años era uno de los más importantes de Marruecos.

                           
  
                 VENDEDORA DE BOLSOS EN LA PLAZA DE JEMAA EL FNA

Puesto que el sol se está poniendo, me subo a la terraza del café Glacier, para disfrutar del ambiente nocturno de la plaza. El humo producido por la elaboración de las comidas envuelve de una atmósfera casi tenebrosa a la plaza. Mientras un sinfín de curiosos vehículos y peatones revolotean por la plaza, un vendedor de globos deja una puntada de colorido en ese atardecer de la ciudad y es entonces cuando llega la hora del rezo y el muecín llama a sus fieles desde el minarete de la impresionante mezquita Koutoubia, que con sus 70 metros de altura, rivaliza en belleza con su “hermana” la Giralda Sevillana. El sol va desapareciendo irremediablemente por el horizonte. Y el color que deja, se funde con el rojo de las murallas y las casas de la medina. Estos momentos son para mi algo difícil de olvidar. Sin darme cuenta me quedo absorto por lo que estoy viendo, y el té a la menta que estaba tomando se me queda frío. Pido otro té. Y así disfruto más tiempo la plaza, hasta que la  noche cerrada queda solo rota por las luces de los puestos de la comida.




                                                       Mezquita Koutoubia















                                               MEDINA DE MARRAKECH

Voy a descansar al Riad en que me alojo. Los (Riads), son antiguas viviendas tradicionales con patios interiores, (algunos incluso tienen piscina), que se han convertido en los alojamientos más deseados por los visitantes.


A la mañana siguiente, descubro el Zoco donde hago las compras necesarias regateando, claro está. Luego me pierdo por la Medina con sus intrincadas calles, siempre con sus casas de tonalidad rojiza. Así visito la Madraza Ali Ben Youssef, el Palacio de la Bahía, el Palacio el Badi, y ya extramuros, el magnífico Jardín de la Menara, poblado por cientos de olivos. En el centro del jardín un pabellón construido en 1866, da el contrapunto al estanque, que ha hecho que se convierta  en uno de los emblemas fotográficos más famosos de todo Marruecos. Disfrutando de esa visión, no me doy cuenta que tengo toda mi ropa mojada, y es que aunque parezca mentira en Marrakech también llueve. Es otra manera que tiene la ciudad para agradecerme que la haya visitado.



  RIADS ANGSANA

Después de tanta eclosión antropológica, y para finalizar el viaje, un taxi me acerca a poco menos de media hora de Marrakech, a una Reserva Natural llamada “TERRES D’AMANAR” http://terresdamanar.com, enclavada a los pies del Atlas. La concepción en que se basa este proyecto, es de un turismo responsable y un respeto absoluto al medio ambiente, tanto en las instalaciones, como en el hotel que se ubica dentro del recinto. 











La estrella de toda esta reserva son las actividades al aire libre que se realizan para los visitantes. Aquí se puede hacer “tirolina, senderismo, cruce de puentes, escaladas, etc”. Nunca en mi vida había hecho yo tirolina, y sin embargo aún sabiendas que mi adrenalina se pondría a cien lo hice con mucho miedo. El resultado fue fascinante. Hubiera repetido varias veces para saborearlo mejor, pero la llamada de la piscina del hotel, me llamaba tan fuerte que opté por pegarme un baño con la vista puesta en el Atlas.






“Le Domaine D’Amanar” Douar Akli Commune Tahannaout-Province El Haouz. Tel: +212 (0) 5 24 43 81 03.
                                                    
                                                 

            GUÍA PRÁCTICA

COMO LLEGAR:  Royal Air Maroc
DONDE ALOJARSE: RIADS ANGSANA, cadena de varios Riads en la medina de Marrakech. Derb Nakouss Derb Zaoula-40000 Marrakech. Tf: 212 5 24 38 89 04
DONDE COMER: Le SALAMA, 40,  rue des Banques, Kennaria- Tf:212 524 39 13 00  Al lado de Jemaa el fna. Comida Marroquí.
Le TANJIA. Derb J’did- Hay Essalam Mellah,Medina . Tf: 212(0)534 383836. Comida Marroquí.
                                                   RESTAURANTE Le TANJIA
                                                       

                                         TEXTO Y FOTOS: CARLOS R. ZAPATA


sábado, 9 de junio de 2012

DUBROVNIK (CROACIA)




REPORTAJE: CROACIA-DUBROVNIK. PUBLICADO EN LA REVISTA " DE VIAJES" EN JUNIO 2001. FOTOS: CARLOS R. ZAPATA

viernes, 8 de junio de 2012