Etiquetas

sábado, 25 de agosto de 2012

EL PALACIO Y JARDINES DE LA QUINTA DE SELGAS (CUDILLERO-ASTURIAS)



Durante nuestra visita a la comarca del Bajo Nalón en la Asturias Occidental, nos acercamos hasta el Pito, muy cerca de Cudillero y aprovechamos para visitar el majestuoso conjunto de palacio y jardines que la familia Selgas construyó a finales del S.XIX, y que este año hemos tenido la suerte de encontrar abierta al público, gracias a que alberga una exposición pictórica de Luis Meléndez, llamada “Bodegones para el príncipe de Asturias” que organiza el Museo delPrado junto con la Fundación Selgas-Fagalde

La historia de esta familia es impresionante, pues desde la acomodada posición que ocuparon los padres de los dueños de la Quinta, que eran comerciantes de  ultramarinos en esta zona, lograron que tres de sus ocho hijos hicieran carrera y fortuna.
Fue el hermano mayor, Ezequiel el que se trasladó a Madrid y tuvo suerte con los negocios y consiguió amasar una gran fortuna, invirtiendo en bolsa y participando en la construcción del ensanche madrileño del barrio de Salamanca.
Fortunato que era uno de los hermanos pequeños, estudió Bellas Artes y Arqueología y fue, uno de los artífices de la construcción del palacio y de los jardines. El palacio construido a imagen de los palacios renacentistas italianos alberga una magnífica colección de objetos decorativos y de obras arte, entre los que se encuentran cuadros del  Greco, Goya, Luis de Morales, etc.


En cuanto a los jardines, estos fueron diseñados con la ayuda de Henry Rigoreau Jouvert, que se había formado en la escuela de jardinería de Versalles, que diseñó el espacio dedicado al precioso jardín francés ordenado y geométrico, lleno de plantas y flores que adorna la entrada a la mansión.


A continuación aparece ante nuestros ojos el recoleto jardín italiano que da prioridad al agua que rumorea en la gran fuente central, delimitado por el Pabellón de Tapices, la Casa de los Invitados y el Invernadero



Un poco más allá nos encontramos, el salvaje, libre y desordenado jardín inglés que nos muestra una enorme pradera verde delimitada por diferentes  ejemplares arbóreos, así como un lago, y un templete  con que se adorna la Quinta.
Recorrer los jardines es una delicia, pues se encuentran perfectamente cuidados por el trabajo de los jardineros y vamos descubriendo espacios arbóreos de diferentes especies que los hermanos Selgas fueron consiguiendo de diferentes lugares del mundo, haciendo de los hermosos jardines un museo botánico que lleva a muchos eruditos en el tema a estudiar in situ las curiosas especies de los diferentes países, como pueden ser los enormes secuoyas, y otros árboles emblemáticos como araucarias, Ginkgo biloba, castaños y eucaliptus majestuosos.

Los hermanos fueron comprando terrenos anejos a la finca y consiguieron un espacio de aproximadamente 9 hectáreas, donde construyeron el palacio. Ambos se casaron con las hermanas Fagalde y cuando murieron sin descendencia dejaron la Quinta y su fortuna en una Fundación que lleva su nombre y el de sus esposas y que permite que se conserve su Patrimonio, y que se haya convertido en el orgullo de los asturianos, ya que son cientos de visitantes los que quieren admirar tan magna obra.

Terminamos nuestro recorrido por tan paradisiaco  lugar haciendo nuestras las palabras de Victor de la Serna en su novela “La ruta de los foramontanos“: «El palacio de Selgas es la perla de la costa y un espectáculo de cultura que es algo más que un simple museo. Uno piensa que ésta es una de las últimas grandes obras de una época que no volverá».

Al fondo a la izquierda entrada al edificio de la Exposición de Luis Meléndez: Bodegones para el Príncipe de Asturias. Del 29 de Junio al 23 de Septiembre de 2012. La Quinta (El Pito)-33154-Cudillero-Principado de Asturias.Tfono:985 59 01 20. reservas@selgas-fagalde.com 
Web: www.selgas-fagalde.com   Horario de las visitas de 12 a 20 horas, de martes a domingo, en horario de 12 a 18 horas (última hora para adquirir las entradas), visita con audioguía, 9€/persona).

 
MUSEO ESCOLAR.

 FOTOS: CARLOS R.ZAPATA. TEXTO: ELVIRA ALFARO

22 comentarios:

  1. Un lugar desconocido de España... planificaré otra visita.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este palacio... Parece mentira que sea un entorno español ya que se parece a Versalles. Seguro que me acercaré a verlo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Se permiten hacer fotos de los exteriores ahora? Siempre había escuchado que no se permitía fotografiar interiores y exteriores.

    ResponderEliminar
  4. ¿Ahora se permite fotografiar los exteriores? pensaba que tampoco estaba permitido.

    ResponderEliminar
  5. Hola Vanessa Valkyria. Gracias por tu comentario.
    Efectivamente no se puede fotografiar ni los interiores del Palacio, ni los jardines. Yo tuve que pedir un permiso especial para que me dejaran solo fotografiar el jardín. Si quisieras hacerlo deberías de ponerte en contacto con ellos a ver si tienes suerte. Un saludo Carlos.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado este reportaje, pues llevo años veraneando en esta zona de Asturias y nunca he podido ver este palacio, es muy difícil conseguirlo, por lo que gracias a Sensaciones Viajeras he podido saber de la historia de esta quinta y ver sus maravillosos jardines.

    ResponderEliminar
  7. Me parece increible que yo pasara alli algunos fines de semana jugando en esos jardines tsn preciosos, ahora que lo veo, me traen gratos recuerdos, me encantaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocio, que suerte que de pequeña pudieras jugar en esos jardines tan maravillosos. Ahora sería imposible. Gracias por ver el blog.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Estoy viajando en un par de meses y es una gran guía de viaje estas fotos y comentarios. Gracias!
    Por cierto, fotos maravillosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rutie. Me alegro de que te hayan gustado. Un saludo

      Eliminar
  10. Una gran guía visual para quienes estamos armando un viaje por Asturias. Gracias por las bellas y muy logradas fotos, y los comentarios e informes.

    ResponderEliminar
  11. Dirige el lugar gente muy desagradable. Después de esperar la cola varias personas para ir a visitarlo nos invitaron a marcharnos porque decían que éramos demasiados y que saturaríamos la visita del resto, cuando en la cola había mucha más gente de la que éramos.

    ResponderEliminar
  12. hoy hemos visitado La Quinta y los jardines y nos ha impresionado. Además del buen gusto y de la conservación tan respetuosa, los jardines tienen un encanto especial. Absolutamente recomendable y para sentirse orgulloso de que haya estas maravillas también en España.

    ResponderEliminar
  13. Vaig tindre el gust de visitar-lo me va encantar!!!!!

    ResponderEliminar
  14. María-Esther Santos28 de septiembre de 2014, 3:27

    Pues yo, de pequeña, tuve la suerte de vivir en el Cuartel de la Guardia Civil que esta dentro de sus jardines y de la Iglesia e íbamos a la portería a por fresas. ¡Qué grandes recuerdos de aquellos años! También recuerdo la escuela a la que asistíamos y en las que se nos daban regalos el día de Reyes a través de actos organizados en el Salón de Actos. Recuerdo con gran emoción a mis compañeros del cuartel y a mi maestra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cuartel de la guardia civil no esta dentro de los jardines de la finca sino al otro lado de la carretera fuera del recinto al lado de la iglesia.

      Eliminar
  15. María-Esther Santos28 de septiembre de 2014, 3:38

    Yo tuve la gran suerte de vivir en el Cuartel de la Guardia Civil que está dentro de los jardines situados enfrente del Palacio y donde se encuentra también la Iglesia. Recuerdo como los niños del Cuartel íbamos a la portería donde a través de una ventana enrejada nos daban fresas ¡qué recuerdos tan preciosos guardo en mi corazón de aquellos años. También asistíamos a las escuelas de los Selgas donde recibíamos regalos el día de Reyes no solo en el pupitre de la Clase sino en el salón de Actos donde ya entonces se disfrazaban de Reyes Magos y nos hacían entrega de los regalos. Recuerdo a Marina, la encargada de la limpieza, que me llevó en brazos porque yo tenía miedo a acercarme al Rey negro.

    ResponderEliminar
  16. tengo grandes recuerdos de los años que viví en el Pito ¡inolvidable!

    ResponderEliminar
  17. Un lugar para visitar, lastima que en los jardines no permitan hacer fotos. No entiendo la razón.

    ResponderEliminar