Etiquetas

miércoles, 4 de junio de 2014

LLEIDA: ENCRUCIJADA DE CAMINOS

 ILERDA, LA ANTIGUA CIUDAD ROMANA DE LA QUE DERIVA EL NOMBRE DE LLEIDA, SE ADORNA CON SUS ANTIGUOS MONUMENTOS Y CON EL RIO SEGRE, QUE DEJA SUS FERTILES RIBERAS PARA EL SOLAZ DE LOS LERIDANOS, CON UN MAGNIFICO ESPACIO VERDE.
                                    Puerta del León. Una de las puertas al recinto de la Seu Vella

Lleida está situada en un cruce de caminos que van desde los Pirineos hasta el centro de la Península y por esa situación estratégica, ha vivido el paso de todos los pueblos que han ocupado estas tierras. Existen pruebas de asentamientos desde la Edad del Bronce y fue habitada por los ilergetas hasta la conquista de Roma. 

Panorámica de LLeida desde un puente del Rio Segre.


Varios puentes atraviesan el rio Segre, y merece la pena acercarse a la “pasarela” para disfrutar del “skyne line” de la ciudad con la imagen recortada sobre el cielo de la Seo Vella Además como por aquí también pasa el Camino de Santiago, todavía podemos admirar el Antiguo Hospital de Santa María, frente a la catedral, un bello ejemplo de gótico civil que hoy aloja el Instituto de Estudios Ilerdenses" ("Institut d'Estudis Ilerdencs").





Fueron famosos dos de sus caudillos Indibil y Mandonio que se aliaron con los cartagineses para evitar la conquista romana, pero que como todos sabemos no fue posible podemos admirar una escultura de los dos héroes ilergetas que se encuentra situada en la plaza Agelet y Garriga frente al Arco del Puente, una de las puertas que daban acceso a la ciudad amurallada, que va desde el Puente Viejo “Pont Vell” directamente a la calle Mayor, que es el eje principal de la ciudad antigua y donde se encuentran los principales edificios de la ciudad, como son el Ayuntamiento y la Catedral Nueva.

La Calle Mayor y un establecimiento con productos típicos de Lleida

 El punto más alto y por ende el centro de la antigua ciudad de Lleida, está ocupado por el imponente edificio románico de la Seu Vella. La Catedral Vieja, que allá por el año 1707, cuando la ciudad fue conquistada por las tropas de Felipe V, fue convertida en cuartel militar. Acompañados de Olga, una de las guías de turismo de Lleida, vamos recorriendo la concurrida calle Mayor de algo más de dos kilómetros de larga y nos cuenta que es el punto de encuentro de los lugareños que salen a pasear y van saludando a sus conocidos que también pasean por tan hermoso lugar. Tiendas, restaurantes y monumentos se concentran en esta larga vía. 








Olga nos lleva al interior de la Catedral Nueva que se construyó a durante la segunda mitad del siglo XVIII, ya que la Seu Vella estaba ocupada por los militares. Fue el rey Carlos III  el que a cambio de seguir utilizando el edificio como cuartel militar, dió el permiso para construir el nuevo Templo. Su estilo es barroco de transición y se accede a través de unas escalinatas laterales, ya que no se podo hacer una central, debido a la estrechez de la calle. En su interior encontramos una de las leyendas de Lleida.
                          Detalle del interior de la Catedral Nueva y fachada de la misma.

 Esta se refiere a una de las imágenes que se veneran en la ciudad, se trata de la Virgen del Blau, que en catalán quiere decir “moratón”. Y eso es lo que muestra la imagen en su frente y nos cuenta Olga que dice la leyenda que fue causado por un martillazo que le dio el escultor, al darse cuenta que su discípulo había esculpido una imagen más bella que la realizada por el maestro.



Antiguo Hospital de Santa María
Frente a la catedral nos encontramos con el fantástico edificio del Antiguo Hospital de Santa María. Entramos para disfrutar del patio, con sus Columnatas y la escalera que sube al piso superior. 


La Paería (Ayuntamiento)


                                             Fachada de la Paería que da al Rio Segre.

 Seguimos paseando por la calle Mayor y llegamos hasta un precioso edificio en estilo románico civil, que fue cedido en el siglo XIV por los señores de Sanaüja, para que fuera sede del gobierno municipal. Es el Ayuntamiento, llamado en Lleida “Paeria”. El alcalde se denomina “Paer” que significa “hombre de paz”. Esta forma de nombrar a los alcaldes, en el caso de la ciudad de Lleida, es un privilegio otorgado en el año 1264 por el rey Jaime I. Según entramos en el patio, a la derecha arranca una escalinata con un pasamanos de madera que inicia su ascenso con la figura de un dragón.
Olga nos cuenta que se trata de un “Marraco”, que es uno de los símbolos de la ciudad, y su origen es complejo de definir. El Marraco forma parte de los “Gigantes de la Paeria” y preside todas las celebraciones populares.

Casa Magi Llorens
Mercat del Pla

Mercado del Pla

Casa Melcior

Como en casi toda Cataluña, el Modernismo cuajó de lleno en muchísimas construcciones arquitectónicas. Y en Lleida nos encontramos con magníficos edificios construídos a principios del S.XX que han dejado huella como las “Cases Noves”, el “Mercat del Pla”, la “Casa Melcior” y la estupenda “Casa Magi Llorens” en la calle Mayor, entre otras, que no tienen desperdicio.


Plaza de Sant Joan
Al final de la calle Mayor nos metemos de lleno en una plaza muy concurrida en la que los leridanos se sientan en las terrazas de sus bares, al atardecer para tomar un refresco resguardados desde lo alto, por la imponente mole de la Seu Vella. Se trata de la plaza de Sant Joan que debe su nombre a la iglesia que la preside. 


Desde la Plaza de Sant Joan se accede a la colina donde se encuentra la Seu Vella, a través de un espacio al que coloquialmente se le llama “El Flan” en el que un ascensor recorre los 60 metros de desnivel y llega hasta una plataforma desde la que se obtiene una impresionante vista sobre la ciudad y el rio. Hoy nos extraña que la antigua catedral estuviera situada tan solitaria, desde el punto de vista de la ciudad, pero nos cuenta Olga que en toda la ladera de la colina, que en estas tierras llaman “Turó”, estaba ubicado el antiguo barrio gótico que se fue construyendo desde la época medieval y que debido a las guerras fue arrasado

Castillo de la Zuda


Llegamos hasta lo alto de la colina y nos dirigimos al Castillo del Rey- La Zuda, del que solamente quedan unas pocas paredes, el pozo y una sala noble en la que encontramos el centro de interpretación del “Turó de la Seu Vella”. Subimos hasta la terraza del castillo, que está ubicado junto a la Seu Vella y tenemos un fantástico panorama, en el que vemos la magnífica huerta leridana, y al fondo el inicio de los Pirineos, que cuando el cielo esta clarito, nos enseña las cumbres de sus altos picos nevados. 

Panorámica desde el Castillo de la Zuda

Exposición del Castillo sobre la Ruta 1714

En éste castillo, tuvo lugar en 1150 el enlace entre Ramón Berenguer IV y Petronila de Aragón, enlace que supuso la unión de Cataluña con la Corona de Aragón.
Otro de los acontecimientos que acaecieron en este lugar, fue el Juramento del Rey Jaime I el Conquistador, en el año 1214. Este rey otorgó a la ciudad el Privilegio de Concesión de la Paeria, que en adelante sería la forma del gobierno municipal. Y a finales del siglo XIII, Jaime II fundó la que sería la primera universidad de Cataluña y de la antigua Corona de Aragón, así como la segunda de España tras la Universidad de Salamanca. 



Acompañados de Pep, el actual director del “Turó de la Seu Vella”, visitamos el enorme edificio de la Seu Vella disfrutando de cada uno de sus rincones. Pasamos bajo la Puerta del León que da acceso al recinto fortificado donde se encuentran el castillo de la Zuda y la Seo Vella y comenzamos la visita entrando en el claustro a través de la magnífica Puerta de los Apóstoles, de estilo gótico y con un parteluz sobre el que se asentaba la imagen de la Virgen del Blau que hoy podemos ver en la Catedral Nueva. El claustro gótico es uno de los mayores de Europa y tiene la originalidad de estar abierto sobre la ciudad con cinco magnificas arcadas que inundan de luz las galerías. 


Claustro de la Seu Vella



Un "selfie", delante de la campana "Mónica"

Desde el claustro nos llama la atención la esbelta torre campanario, que cuenta con siete campanas, de las cuales dos son del S.XV, y se las conoce como “Mónica”, y "Silvestra". "Mónica", era la encargada de tocar los cuartos,  pero hace unos años delegó esta función en otra campana, y “Silvestra” que aún sigue dando las horas.


























                                                          Interior de la Seu

Dentro de las tres naves que forman la catedral románico-gótica, quedan restos de pinturas murales y visitamos todas las capillas que rodean el edificio, ya en estilo gótico del siglo XIV, que lucen unas impresionantes bóvedas de crucería, las cuales podemos admirar sin doblarnos el cuello para mirar el techo, ya que hay dispuesto en el centro de algunas de ellas, un espejo que refleja perfectamente la delicada labor que lucen las bóvedas.


                                                     Imágenes del interior de la Seu


A continuación nos dimos una vuelta por el ábside de la Catedral y descubrimos las bonitas puertas de la Anunciata, y del "Fillols"



                                                                Puerta de L'Anunciata

Sin embargo toda esta belleza tanto cultural como patrimonial, quedó truncada cuando en 1716 con la promulgación del Decreto de Nueva Planta, Felipe V arrebata a LLeida su universidad, su gobierno municipal y su monumento más emblemático, la Seu Vella, que se cierra al culto y se convierte en cuartel militar. Tendría que pasar casi 300 años para LLeida resurgiera como el Ave Fenix, para enseñarnos todo su Patrimonio artístico-cultural para mayor goce de todos los catalanes y españoles.





El Turó de la Seu Vella organiza Jornadas Temáticas, gastronómicas y culturales, en las que además de una visita guiada por todo el recinto del castillo y la Seo, se termina con un aperitivo en los sótanos de la Seo, que dejan al visitante con un estupendo sabor de boca. 








Pero no nos podemos despedir de Lleida sin acercarnos a la coqueta plaza de Sant Llorenc, 
presidida por la que otrora fue una sede catedralicia de construcción románica y acabados góticos, y muy cerca el edificio del “Museo de Lleida” que se ha convertido e el gran referente museístico de la ciudad. Llena de obras maestras el museo toma la prehistoria como punto de partida, llegando hasta la era contemporánea. Es sin duda uno de los mejores museos no solo de Cataluña sino de España.

                                                                      Museo de LLeida
                                               Fiestas de Moros y Cristianos de 2014


                         TEXTO Y FOTOS: CARLOS R. ZAPATA & ELVIRA ALFARO.                                                

                                                         GUÍA PRÁCTICA.


COMO IR:
Lo más práctico tanto desde Barcelona como desde Madrid es ir en el AVE.

DONDE DORMIR:
Hotel NH Tel. +34.97.3273199 Passeig de Ronda, 63. 25006 Lleida. Reservas: 902 091 857 E-mail: nhpirineos@nh-hotels.com El NH Pirineos de cuatro estrellas goza de una ubicación privilegiada, cerca de la Plaza Ricardo Vinyes, con fácil acceso a las áreas comerciales y de ocio de la ciudad. El distrito histórico se encuentra a diez minutos a pie.

 VISITAS GUIADAS Y GASTRONÓMICAS:
 La empresa Como Pomona La Cuina dels Hereus, bajo el nombre de Sent Soví y Coch: hace jornadas de gastronomía y patrimonio con una comida inspirada en los libros del Sent Soví y el de Coch.

                                                 Los primeros libros gastronómicos de Cataluña







Nosotros escogimos esta empresa por su buen quehacer en conocer la cultura y gastronomía de la ciudad. El gerente del consorcio del Turó de la Seu Vella, Pep Tort, guió y comentó la visita al monumento con la que se abrió la actividad. Una vez finalizada la ruta, que incluyó el Castillo del Rey- La Suda y la Seu Vella, la treintena de participantes de la actividad pudieron degustar un menú que contó con dos aperitivos inspirados en la porrada, y las Sardinas especiadas .




El menú, diseñado y coordinado por el chef Mateu Blanch (Caparrós Celebraciones) y el periodista Rafa Gimena (Como Pomona ), contó con la participación de Alex Salevic (It, drink and eat), y siguió con Berenjenas con manjar blanco, como entrante. La Panade de aves y el Esturión en cazuela fueron las recetas clásicas que inspiraron a los platos principales; mientras que la Genestrada cerró el banquete. Los vinos de Viña Els Vilars, de la DO Costers del Segre, van maridar los platos. El Turó de la Seu Vella y el Museo de Lleida son los espacios donde se desarrolla La Cuina dels Hereus, un programa gastrocultural organizado por Como Pomona.

 http://www.comopomona.com/index.php/sent-sovi-i-llibre-de-coch-inspiren-la-cuina-dels-hereus-a-la-seu-vella/?lang=es

http://www.comopomona.com/?lang=es

QUE COMER: 
La huerta y las carnes La huerta nutre de verduras y hortalizas unos platos protagonizados por carnes de granja o corral y, sobre todo, cerdo. Cabe destacar que las comarcas de Lleida son líderes en la cría y engorde de este animal. Vino y aceite de oliva El vino (DO Costers del Segre) y el aceite de oliva (DOP Les Garrigues) de Lleida son productos de primera calidad reconocidos a nivel mundial. Dulces y pastelería Las cocas de recapte, los "panadons" (empanadilla grande) de espinacas, pasas y piñones... Y los "Granados", dulces de almendra que llevan el nombre del reconocido músico de Lleida. La cocina del caracol Lleida es la capital de la cocina del caracol. El caracol se puede cocinar a la "llauna" (en unas chapas metálicas, y se come acompañado de allioli o vinagreta), con "samfaina", a la brutesca, a la gormanta... La fiesta gastronómica del Aplec del Caracol es el máximo exponente de esta cocina autóctona de Lleida.

 FIESTAS MOROS Y CRISTIANOS.

Del 17 al 18 de Mayo pasado se han celebrado las Fiestas de Moros y Cristianos, donde la ciudad ha recuperado con orgullo una tradición perdida y cuyos antecedentes datan del siglo XII. Todos los años se celebran en esas fechas.

























Ese fin de semana empieza, en la Plaza Paeria, con las Embajadas, los parlamentos de los embajadores moro y cristiano para evitar la batalla que tendrá lugar el domingo, día grande de la fiesta. El domingo por la mañana, se celebra la denominada entrada infantil y, a mediodía, se presentan las bandas, que interpretan música propia de la fiesta de Lleida. Por la tarde se concentran las comparsas de moros y cristianos en la Seu Vella para, posteriormente, desfilar con sus vistosos uniformes por las calles más céntricas.



Antes que caiga la noche, se inician los parlamentos de carácter satírico que provocan un enfrentamiento verbal al que sigue la espectacular batalla, con el incomparable marco de la Seu Vella de fondo. En septiembre, los festers, también recrean la ceremonia y el banquete de las Núpcias Reales de Ramon Berenguer IV y Petronila, en la Seu Vella.

DIRECCIONES: http://www.turismedelleida.cat/viure-a-lleida-es/monuments
http://www.turismedelleida.cat/viure-a-lleida-es/museus

Queda totalmente prohibido el uso de cualquier foto de este reportaje sin permiso del autor.

4 comentarios:

  1. Señores,ni viviendo aqui toda mi extensa vida,podia hacerlo mejor.Gracias

    ResponderEliminar
  2. Ah,por poner una pega,Gardeny y su Castell dels templers,merece una visita

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Estoy realizando un trabajo sobre Lleida en mi instituto. ¿Podría usar tus fotografías? Evidentemente citando su procedencia. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si por supuesto citando la procedencia. Gracias.

      Eliminar