Etiquetas

jueves, 13 de noviembre de 2014

DOS POBLACIONES ANDALUZAS CON ACENTO JAPONÉS: CORIA DEL RÍO Y ESPARTINAS

  LA EMBAJADA KEICHO Y EL EMBAJADOR HASEKURA EN LA ESPAÑA DE 1614.

Pocos españoles saben que, hace ahora justo cuatro siglos, Japón envió por orden de uno de los señores feudales más importantes de la isla, el Sr.Date Masamune, a un séquito de unos ciento ochenta hombres con carácter de embajadores diplomáticos, y presidida por el samurái Hasekura, para intentar establecer de forma permanente relaciones comerciales con España, y a la vez conseguir religiosos para potenciar la evangelización de Japón.

我々は無関心誰にも非常に少数のスペイン人が知っているだけでなく、一見それだけでなく事実を学ぶどのようにこれは、ということです。この町では日本に住んで姓を持つ600以上の人。つまり、訪問者が、呼び出された誰かに会うするのは珍しいことではない、である - と言う名前 - ルイス·ガルシア、日本や日本ピラール·フェルナンデス

Es así como nos enteramos de un hecho que así a primera vista, no solamente deja indiferente a nadie sino que muy pocos españoles conocen, y es que en este pueblo viven más de 600 habitantes que tienen como apellido el de Japón. Es decir, no será extraño para el visitante encontrarse con alguien que se llame,- por decir un nombre,-Luis García Japón, o Pilar Japón Fernández.


                    Monumento en honor al Samurai HASEKURA en Coria del Río.



                                     Un "nuevo Samurai" en la Hacienda Ximena



Placa conmemorativa de la visita de su Alteza Imperial el Príncipe Naruhito, heredero de Japón a Coria del Río.

A esta embajada se la llama "Keicho" por ser el periodo durante el cual Japón quiere abrirse al mundo. La misión era entrevistarse con Felipe III en Madrid, y posteriormente acudir a Roma para visitar al Papa Paulo V. Aunque llegaron a entrevistarse con el Rey y con el Papa, la misión fracasó al no conseguir ninguno de los dos objetivos que se propusieron al salir de Japón.



                              Mapa que representa el viaje de la Embajada Keicho.

La expedición parte de Sendai (Japón) en Octubre de 1613, y en ella va aparte de los japoneses el franciscano español Fray Luis Sotelo, que a la postre era el mayor impulsor de esta embajada. Sus conocimientos de japonés, le hicieron el interlocutor principal de la expedición. Además Fray Luis Sotelo, fue el impulsor junto con españoles venidos de las Filipinas, de la construcción de las galeras, que debería de llevar a buen puerto la expedición, pues Japón estaba entonces muy atrasada en la construcción de barcos que debían de navegar por varios océanos.



Aquí posiblemente desembarcó la delegación diplomática japonesa hace 400 años, en el puerto de Coria del Río.

Después de cruzar el Pacífico, México y el Atlántico con destino a España, llegan un año después, o sea en el mes de Octubre de 1614, con dos galeras por el rio Guadalquivir, y atracan en Coria del Río, donde descansan unos días, hasta que las autoridades de Sevilla, tengan preparado un gran recibimiento.


                                       El Guadalquivir a su paso por Coria del Río.



La Ermita San Juan Bautista, lugar de peregrinación de los japoneses de la Embajada Keicho.

Durante su estancia en Coria, visitan la Ermita de San Juan Bautista, una encantadora iglesia de estilo gótico-mudéjar, donde seguramente verían al Cristo de la Vera Cruz, que es la escultura más antigua de la ciudad fechada en 1.500. La Ermita se encuentra en un cerro desde el cual se divisa toda la ciudad y el río Guadalquivir, siendo por tanto su visita obligada para los visitantes de hoy en día.









Pasear actualmente por Coria del Rio, seguramente no tiene nada que ver con lo que verían los japoneses hace 400 años.


                                                   Algunas perspectivas de Coria del Río








Sin embargo nos sorprende ver en el Ayuntamiento, algo que nos choca de sobremanera. En el balcón se encuentran las banderas de España, Andalucía, Europa y ¡sorpresa! también la de Japón. Posiblemente sea la única ciudad de España que tiene la bandera de Japón en su Ayuntamiento.


                                      Algunos comercios tienen carteles en japonés.

Muy cerca de allí nos encontramos con la Casa Museo y Centro Cultural “Sala Sendai”, donde a través de fotografías, mapas, paneles, etc, se pretende celebrar jornadas de cultura japonesa, con el objetivo de consolidar la amistad de Coria del Río, con el pueblo japonés, y potenciar relaciones basadas en el intercambio comercial, tecnológico, cultural, turístico, etc.









Es así como nos enteramos de un hecho que así a primera vista, no solamente deja indiferente a nadie sino que muy pocos españoles conocen, y es que en este pueblo viven más de 600 habitantes que tienen como apellido el de Japón. Es decir, no será extraño para el visitante encontrarse con alguien que se llame,- por decir un nombre,-Luis García Japón, o Carlos Japón Fernández.



                     Monumento en honor al Samurai HASEKURA en Coria del Río.

Nuestra visita a Coria del Río termina al lado del río, en el parque “Carlos de Mesa”, donde se encuentra una estatua dedicada a Hasekura, tras la cual le acompaña una construcción a modo de puerta de un templo típico japonés, que más bien parece que estamos en Japón antes que en Andalucía. Curiosamente el año pasado 2013, este monumento fue visitado por el Príncipe Naruhito, heredero al trono Imperial de Japón, donde además plantó un cerezo (Sakura) como símbolo de unión entre ambas culturas.




Volviendo al relato de hace cuatro siglos, desde Coria la embajada japonesa visita Sevilla donde son recibidos con gran algarabía, para posteriormente ir al vecino pueblo de Espartinas donde descansan durante unos días en la Hacienda Ximena. De Espartinas pasan a Madrid, para presentar sus objetivos en la Corte. Hasekura mientras tanto aprovecha para bautizarse con el nombre de Felipe Francisco. De Madrid van a Barcelona donde se embarca rumbo a Roma para entrevistarse con el Papa Paulo V.



                                        Patio de la Hacienda Mexina (Espartinas)

La comitiva vuelve otra vez a España y recalan otra vez en Espartinas donde pasan un año hasta 1617, en que vuelven a Japón. El que la comitiva japonesa quisiera quedarse en Espartinas y concretamente en la Hacienda Mexina obedece a que ésta pertenecía a D.Diego Caballero de Cabrera que era hermano de Fr.Luis Sotelo.



                                                   Comedor de la Hacienda Mexina





                                                           Interior de la Hacienda Mexina



Un nuevo Samurai rememora la visita de sus antepasados.

Una parte del séquito se quedó aquí y otra (ya que no cabían todos en la Hacienda), se fueron al cercano Monasterio de Loreto, un monasterio del S.XVI, del que se dice que en 1384 se apareció la Virgen de Loreto. Durante todo el año que estuvieron en Espartinas, esperaron inútilmente las noticias de la Corte a sus peticiones.



Fachada del Monasterio de Loreto, donde permanecieron durante 1 año parte de la Embajada Keicho.


Hoy en día el Monasterio de Loreto, en Espartinas, es una de los monumentos más importantes de toda Andalucía. En su interior destaca la torre “Mocha” de finales del S.XIII y un encantador claustro mudéjar con dos galerías. Actualmente el Monasterio ofrece habitaciones para los visitantes.






Claustro del Monasterio de Loreto



Interior de la Iglesia del Monasterio de Loreto



Sacristía del Monasterio de Loreto.
La expedición terminó llegando a Japón en 1620. Los tiempos habían cambiado en este país de tal manera que cuando llegó Hasekura a su país, fue ajusticiado por haber cogido la religión católica. En cuanto al franciscano F. Luis Sotelo, volvió a Filipinas, pero cuatro años después quiso volver a Japón. Nada más llegar fue apresado y ajusticiado. En 1867 fue beatificado por el Papa Pío IX.



Detalle de otro de los dos claustros del Monasterio de Loreto.



Museo del Monasterio de Loreto



Torre "Mocha" del S.XIII, del Monasterio de Loreto

En cuanto a los 600 habitantes que llevan el apellido Japón en Coria del Río, no se sabe a ciencia cierta, si esto obedece a estos hechos que hemos comentado o si bien (es la teoría del investigador D.Jose Contreras) que fue fruto de otra visita anterior por otros japoneses. En 1609 nació un tal "Bartolomé Rodríguez Japón" (el primer apellido Japón de que se tiene constancia),y tuvo 3 hijos que siguieron llevando este apellido. Es decir, "Bartolomé" sería hijo o nieto de los primeros japoneses que llegaron a Coria del Rio, y el responsable junto con sus hijos de que a miles de kilómetros de Japón, hay un pueblo allende los mares que todavía lleva en su sangre y apellidos una parte de la historia de Japón.

FOTOS & TEXTO: CARLOS R. ZAPATA & ELVIRA ALFARO

COMO IR:

Tanto Coria del Río como Espartinas, se encuentran a menos de 20 minutos de Sevilla. Hay autobuses desde Sevilla a las dos poblaciones.

DONDE DORMIR:




Santuario de Ntra.Sra. de Loreto. Telf: 95 411 39 12 www.santuarioloreto.org Una joya de Monasterio donde poder dormir, al igual que hace 400 años lo hicieron los japoneses en este lugar.

QUE VER:


-Ermita de San Juan Bautista, en Coria del Río. Emplazada en un lugar excepcional desde la que se obtiene una hermosa vista del pueblo y alrededores. La Ermita de estilo gótico-mudejar con varias ampliaciones sigue siendo una joya a descubrir.


-Estatua de Hasekura en Coria del Río junto al Guadalquivir.

-Casa Museo sala Sendai. Aquí se cuenta toda la historia de la Embajada Keicho en España. Telf:617 44 0526

-Monasterio de Loreto, en Espartinas. Telf: 95 411 39 12 www.santuarioloreto.org, es una de los monumentos más importantes de toda Andalucía. En su interior destaca la torre “Mocha” de finales del S.XIII y un encantador claustro mudéjar con dos galerías.

VISITAS GUIADAS:

Perfiles de Sevilla. www.perfilesdesevilla.com info@perfilesdesevilla.com telf.: 690091391 Hacen visitas guiadas a todas estas poblaciones y monumentos. Preguntar por Isabel Fernández.

BIBLIOGRAFIA:

El libro: La Embajada Keicho y Espartinas, del autor D. Angel Luis Schlatter Navarro, es imprescindible leerlo para conocer todo lo que aconteció a esta embajada japonesa.



1 comentario:

  1. Agradezco esta publicación por la difusión de esta épica historia, pero debo añadir que el autor que se menciona no es el más adecuado. Hay otros y mucho más refutados. Asímismo, debo decir que hay una empresa que realiza esas visitas guiadas desde bastante antes que la citada, se trata de www.legadokeicho.com

    ResponderEliminar